ÉRASE UNA VEZ MELILLA

ÉRASE UNA VEZ MELILLA
GRUPO DE ESCUELAS MIXTAS

EN EL BARRANCO DEL LOBO

sábado, 28 de marzo de 2009

Primer condecorado: Cabo Pedro José Calvo


















Primer condecorado de la Campaña de 1909, con
una Cruz al Mérito Militar pensionada

La noticia que se tiene por la prensa de la época del primer militar
condecorado con una Cruz de plata al Mérito Militar roja pensionada, con 7,50
pesetas al mes y con carácter vitalicio, es de un cabo del batallón de Cazadores
de Estella núm. 14, la cual, fue concedida por salvar la vida de un compañero
herido y al cual, un moro iba a rematar de un golpe de gumia. El protagonista de
estos hechos, fue un cabo del citado batallón natural de Aragón ,pequeño de
cuerpo, casado y reservista, que se llamaba Pedro José Calvo Mazarre. El cabo
Calvo, una vez librado a su compañero del moro, recogió la gumia de este, el
fusil y cargando con su compañero herido, se presentó en el campamento español.

El batallón de Cazadores de Estella, estaba formado por reservistas o al menos,
parte de él estaba integrado por los mismos, había salido de Olot (Gerona), el
miércoles 15 de julio de 1909, con destino a Melilla.

La noticia, dada por el rotativo barcelonés “La Vanguardia”, del día 26 de
julio de 1909, decía textualmente:

“….(Telegramas). He sabido que en el combate del 23 del actual (la noticia
proviene de Madrid en fecha 26, por tanto, el dia 23, corresponde al mes de
julio), el cabo Pedro Calvo, del Regimiento de Estella, dio muerte por su mano a
un moro que remataba a un herido nuestro con su propia gumia, la cual arrebató al
moro y ha entregado en este Gobierno, así como el fusil de dicho moro. Recomiendo
a V.E.,distinguido comportamiento de este cabo…”

El día 5 de agosto de 1909, El periódico “La Época”, daba la noticia que en el
Diario Oficial del Ministerio de la Guerra, por el distinguido comportamiento
observado del cabo del batallón de Cazadores de Estella núm. 14, D. Pedro/José
Calvo Mazarre, en la acción acaecida en los alrededores de Melilla el pasado 23
de julio, en la cual, desarmó y dio muerte en combate personal a un moro que
intentaba rematar a un soldado herido, por tal mérito, le era concedida la Cruz
al Mérito Militar con una pensión vitalicia de 7,50 pesetas al mes.

La imposición de la Cruz al Mérito Militar. Las palabras
del general D. José Marina Vega

Bajo el título de “Detalles de una ceremonia”, se explicaba a la opinión
pública en “La Vanguardia” como el general Marina, había condecorado al cabo D.
Pedro Clavo por su acto durante los combates del dia 23 de julio anterior al
arrebatar a un moro, la gumia con la que pretendía rematar a un soldado.

“…Se ha verificado con gran solemnidad en el campamento del Hipódromo el acto
de imponer al heroico cabo del batallón de Estella. Pedro Calvo Cruz, la placa
roja del Mérito Militar pensionada con 7,50 pesetas mensuales. Es la primera,
vitalicia, que se ha concedido en la actual campaña. Las insignias las ha
regalado el Ministerio de la Guerra.

A las seis de la tarde se presentó el general Marina con su Estado Mayor; las
fuerzas le rindieron honores. El general Marina dijo al cabo Pedro Calvo que
diese diez pasos al frente. Avanzó éste cuadrándose. El sargento leyó la órden
concediendo la recompensa que está escrita en pergamino personalmente por el
general Linares.

Terminada la lectura, el general Marina dijo: -“Me siento tan orgulloso de
poner esta cruz en el pecho de un soldado tan distinguido por su heroico
comportamiento, que libró de la muerte segura a varios compañeros heridos con
riesgo de su propia vida, que quiero ser yo mismo quien le prenda esta insignia y
espero que esta recompensa, con la que le premia la patria y la satisfacción con
la que todos presenciamos este acto, sirva de constante estímulo. Soldados ¡viva
el Rey! ¡Viva España!”-. Las tropas contestaron repitiendo los vivas con
frenético entusiasmo.

“¡Viva el general Marina!”- gritó el teniente coronel, jefe del batallón.
También este viva fue unánimente contestado.

El cabo Pedro Calvo avanzó hasta el caballo del general Marina, en actitud
humilde, visiblemente conmovido. El general en jefe, inclinándose hacia él, le
prendió la insignia en el pecho. Luego le estrechó la mano y le dijo:-“Me honro
mucho como soldado y como general vuestro, en estrechar esta mano”- Repitiéronse
los vivas.

El general Marina saludó militarmente, volvió grupas al caballo y se alejó a
galope seguido de su séquito, a los acordes de la marcha real…”-Ibáñez.

“La Correspondencia de España”, daba sobre el acto de condecoración del cabo
del batallón de Cazadores de Estella, la información siguiente, más o menos
parecida a la anterior y decía textualmente, bajo el título “De
madrugada”.-Imposición de una Cruz al cabo Calvo.-Alocución de Marina”. Además,
se informaba que dicha Cruz al Mérito Militar, era regalada al cabo Calvo por los
jefes y oficiales que prestaban sus servicios en el Ministerio de la Guerra y a
la cual, se acompañó de un pergamino, el cual fue leído en público al dicho cabo,
por el general Marina.

“…Melilla (miércoles noche). Solemne, sobre toda ponderación, ha sido el acto
que a las cinco y media de la tarde de hoy, se ha celebrado en el camapament del
Hipódromo. Le ha sido impuesta sobre el pecho la Cruz Roja del Mérito Militar,
pensionada y vitalicia, al cabo del batallón de Cazadores de Estella, Calvo,
héroe de la sangrienta jornada del 27 de julio. (Los hechos al parecer tuvieron
lugar en los combates del 23 ya que en el resto de noticias, aparece 23 en lugar
de 27).

A este acto hermosísimo, conmovedor en alto grado, ha concurrido el general en
jefe del Ejército de operaciones. Llegó al Hipódromo el general Marina a caballo,
seguido de su Estado Mayor.
Al llegar el jefe , las bandas tocaron la Marcha Real.

Formó la tropa; formó en el sitio más visible el batallón de Estella, con todos
sus jefes y oficiales.

El general Marina fue el encargado de prender sobre el uniforme del heroico
cabo Calvo la ya referida Cruz. Al hacerlo así el general Marina ha dirigido en
las tropas una sentida y patriótica arenga.

-Me honro mucho- ha dicho – al colocar sobre el noble pecho del cabo Calvo la
cruz que Su Majestad le concede en premio del acto heroico por él realizado. Ved,
soldados como se premia el comportamiento de los héroes. Espero que todos sean
merecedores de la distinción. La primera cruz concedida por méritos de la actual
campaña es ésta. El cabo del Batallón de Estella, en el combate del 27 de julio ,
rescató a un soldado gravemente herido del poder de varios moros a los que dio
muerte.-.

La alocución del general Marina ha causado en las tropas gran efecto. Estas han
dado pruebas del mayor entusiasmo.

Por delegación del general Marina, el teniente coronel del Batallón de Estella
ha colgado del uniforme del cabo Calvo la cruz roja del Mérito Militar.
El agraciado, en aquel instante, estaba emocionadísimo ; tanto que las lágrimas
pugnaban por salir de sus ojos.

Ha sido, en fin, un acto cuya grandeza es difícil de reflejar con la pluma. El
cabo Calvo ha sido objeto de calurosas felicitaciones. Es de advertir que el
general Marina, al dirigir a las tropas la arenga de que ya he hablado, estaba
profundamente conmovido. Al terminar la arenga resonaron potentes vivas a España,
al Rey y al Ejército…”.

No fué la Cruz de plata al Mérito Militar pensionada el único premio que
recibió el cabo Pedro José Calvo ya que en carta del Subsecretario del Ministerio
de la Guerra, se recibían 25 pesetas que mandaba desde Betanzos el Sr. D. Claudio
Oses, de las cuales, 10 pesetas eran para el cabo del batallón de Cazadores de
Estella como recompensa a su gesta.
Y por los mismos motivos, desde Betanzos, se recibían 25 pesetas, 10 de
las cuales iban destinadas al cabo D. Pedro Calvo. Eran remitidas en esta ocasión
por el Sr. Claudio Ares, también desde Betanzos.
El comandante Sr. Perinet, le dio 100 pesetas por los hechos.

El batallón de Cazadores de Estella núm. 14.

El batallón de Cazadores de Estella, estaba formado por reservistas o al menos,
parte de él estaba integrado por los mismos, había salido de Olot (Gerona), el
miércoles 15 de julio de 1909, con destino a Melilla. Llegó a Barcelona, el 17 de
julio de 1909, alojándose en el Cuartel de la Barceloneta.

La Correspondencia de España, daba la noticia que el batallón de
Estella, habiendo salido del Cuartel de la Barceloneta, después de haber recogido
el rancho, partía del puerto de Barcelona a las seis de la tarde del día 18 de
julio de 1909, siendo sus componentes mayormente catalanes, siendo acompañados
desde el cuartel hasta el muelle por gran número de personas, especialmente
mujeres, en un paseo triunfal. La policía tuvo que impedir que la multitud se
acercara al buque para poder embarcar las tropas sin problemas. La fuerza, fue
despedida por el capitán general y su Estado mayor, desde la toldilla del
transatlántico “Puerto Rico”, buque en el que el batallón de Cazadores de
Estella, realizaría la travesía desde Barcelona a Melilla.

Después de haber sido revistadas las tropas, señoras de la aristocracia
barcelonesa, repartieron entre los soldados, recogiéndolas el que las quiso,
medallas y escapularios. Algunos las rehusaban diciendo que sus madres ya les
habían dado medallas, otros la recogieron. Mientras embarcaban, sonaba la música
de la banda militar y a las 19:25 horas, el barco zarpó, haciendo sonar la sirena
entre resonadas aclamaciones, vivas y aplausos.

El cuadro de mandos del batallón de Cazadores de Estella núm. 14 que zarpó del
puerto de Barcelona, estaba compuesto:

- Teniente coronel D. Pedro Murcia.
- Comandante D. Gabriel Fernández.
- Ayudante D. Lorenzo Escudero.
- Abanderado, D. Antonio Requejado.
- Médico, Doctor D. Elíseo Rodríguez.
- Capitán D. José Montero.
- Capitán D. Juan Herrero.
- Capitán D. Serafín del Nido.
- Capitán D. Enrique Mas.
- Teniente D. Julián Aguinezábal.
- Teniente D. Guillermo Lino.
- Teniente D. Benigno Fister.
- Teniente D. Enrique Eymar.
- Teniente D. José de la Cerda.
- Teniente D. Luís de Malibrán.
- Teniente D. Francisco Álvarez de Toledo.
- Teniente D. Francisco Senra.
- Teniente D. Eulogio Domingo.
- Teniente D. Matías Arraco.

Desembarcados en Melilla el 20 de julio, empezaron rápidamente a prestar
servicio y a entrar en acción.

Nota: Al cabo D. Pedro José Calvo, cito los dos nombres ya que en algunas
noticias le he encontrado como Pedro, en otras como José e incluso en una tercera
como Diego. Puede que tuviera nombre compuesto de Pedro José Calvo. A la de
Diego, no la cito dado que nada más lo he encontrado una vez con este nombre. Lo
que si queda claro, es que tanto Pedro como José, aparecen como cabos del batallón
de Cazadores de Estella núm. 14 y ambos, son citados en la gesta del rescate del
herido de manos de un moro.

---oXo----



- Fuente: ”La Correspondencia de España”, núm. 18.783, pág. 2, de fecha viernes
16 de julio de 1909.
- Fuentes: “La Correspondencia de España”, Madrid núm. 18.785, pág. 2, de fecha
domingo 18 de julio de 1909.
- Fuente: “La Correspondencia de España”, Madrid, núm. 18.787, pág. 2. De fecha
martes 20 de julio de 1909.
- Fuente: “El Imparcial”, Madrid núm.15.223, pág.2, de fecha miércoles 28 de
julio de 1909.
- Fuentes: “La Vanguardia”, Barcelona, pág 2 de fecha domingo. 1 de agosto de
1909.
- Fuentes: “La Época”, Madrid, núm. 21.113, pág.2 de fecha jueves 5 de agosto
de 1909.
- Fuentes: “La Época”, Madrid, núm. 21.134, pág. 2, de fecha jueves 26 de
agosto de 1909.
- Fuentes: “La Correspondencia de España”, Madrid, núm.18.824, pág.5, de fecha
jueves 26 de agosto de 1909.
- Fuentes: “La Vanguardia”, Barcelona pág. 6, de fecha viernes 27 de agosto de
1909.
- Fuentes: “La Época”, Madrid, núm.21.118, pág. 1 de fecha martes 10 de agosto
de 1909.
- Fuentes: “La Correspondencia de España”, núm.18.826, pág. 2 de fecha sábado
28 de agosto de 1909.
- Fuente: Fotografía del general D. José Marina Vega, “Vikipédia enciclopedia
libre”, en Internet.



Hans Nicolás i Hungerbühler.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada