ÉRASE UNA VEZ MELILLA

ÉRASE UNA VEZ MELILLA
GRUPO DE ESCUELAS MIXTAS

EN EL BARRANCO DEL LOBO

martes, 26 de enero de 2010

IGNACIO COYNE EN MELILLA




Evocaciones zaragozanas



Ignacio Coyne filmó la guerra del Rif de 1909


Por Juan Domínguez Lasierra


En el verano de 1909 la tensión militar en Marruecos estallaba en guerra abierta del Ejército español con las harkas indígenas. El fotógrafo y cineasta Ignacio Coyne (1872-1912), que en dicho año ya había filmado la salida de los soldados de la guerra de África en la Estación del Norte, decidió marchar al frente de batalla y rodar aquellos hechos armados. Acompañado de su amigo, ayudante y electricista Antonio de Paula Tramullas marcha a Melilla para convertirse en un pionero del documental bélico, con películas que traspasaron fronteras a través de la sociedad italiana “Cines” que compró los derechos de proyección.

El Heraldo de Aragón, en su constante y extensa información sobre la Campaña de Marruecos en 1909, no dejó de reflejar aquella arriesgada actividad documentalista de Ignacio Coyne. El 22 de agosto –días después de célebre episodio de la defensa del fuerte de Camellos, daba a conocer la siguiente noticia bajo el título “El Cinematógrafo en la guerra”, dentro de las informaciones sobre la campaña de Marruecos:
“Se ha confirmado que fue el notable fotógrafo Ignacio Coyne el que anteayer obtuvo una película emocionante de la defensa del fuerte de Camellos, con grave exposición de su vida. Coyne, con su ayudante el Sr. Tramullas, recorrió el campo de operaciones impresionando la conducción del convoy y, según nuestras noticias, a juzgar por el negativo de la cinta, van a ser de grandísima atracción las películas impresionadas por el reputado artista zaragozano.
Aunque Coyne está agobiado de peticiones y demandas de sus películas, dará a preferencia a Zaragoza en el teatro Principal, como demostración de gratitud al público que tanto le distingue”.
Una semana más tarde, el 28 de agosto, Heraldo daba cuenta del regreso de Coyne y Tramullas a Zaragoza, informando de que habían rodado 2.500 metros de película:
“Ayer regresó de Melilla el notable fotógrafo D. Ignacio Coyne, que ha permanecido varios días en el campo de operaciones, bajo el fuego de los rifeños, obteniendo interesantes cintas cinematográficas de la campaña en Marruecos. Ha sido Coyne el único artista fotógrafo que ha impresionado películas del cine para difundirlas por Europa y América, con autorización especial del general Marina. Hoy sale para Barcelona donde hará las manipulaciones del revelado en talleres especiales y muy pronto veremos el teatro de la guerra en el teatro Principal. Coyne ha recibido muchas felicitaciones por haber regresado felizmente de la guerra, donde ha corrido serios peligros”.



El primer fruto de aquel trabajo, y de la superación de los riesgos corridos por ambos cineastas, pudieron verlo los zaragozanos en el Teatro Principal de Zaragoza – donde Coyne solía proyectar sus películas-- en el mes de septiembre. La expectación fue máxima, como no era para menos, dada la sensibilidad y la preocupación que los sucesos del Riff provocaban en la sociedad española de la época. El 5 de septiembre, Heraldo informaba de aquella primicia documental y reflexionaba en las primeras líneas del suelto de la importancia del cinematógrafo como testimonio de la historia..
“El cinematógrafo es sin duda el mejor Instrumento de información. Las películas cinematográficas son crónicas vivientes de la guerra. Con ella adquirimos idea exacta de lo que acontece en el campo de operaciones, y comprendiéndolo así el reputado fotógrafo Sr. Coyne, se trasladó personalmente a Melilla acompañado del competente ayudante Sr. Tramullas, e impresionó la linda película que ayer se proyectó en el Teatro Principal. Los espectadores salieron entusiasmados del detalle grande con que admiraron todo lo relacionado con la campaña, impresionado hasta en los puntos más avanzados, y muchos fueron los que sin abandonar el teatro adquirieron localidades para el día de hoy. El teatro se vio lleno continuamente, siendo muchas las personas que se quedaron sin ver la película por no haber localidades en taquilla”.
Pero los zaragozanos tendrían ocasión, casi al mismo tiempo, de asistir a la proyección de otros documentales sobre la guerra de Marruecos.

Imágenes:
- Ignacio Coyne.
- Ignacio Coyne filmando algunas vistas junto al fuerte de Camellos.
Melilla, 1909.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada