ÉRASE UNA VEZ MELILLA

ÉRASE UNA VEZ MELILLA
GRUPO DE ESCUELAS MIXTAS

EN EL BARRANCO DEL LOBO

martes, 26 de enero de 2010

LA GUERRA DE MELILLA EN ZARAGOZA


Evocaciones zaragozanas

El Ena Victoria y el Farrussini “guerrearon” por la campaña de Marruecos

Por Juan Domínguez Lasierra

La guerra de Marruecos de 1909 no sólo estaba en las duras tierras norteafricanas. A su manera, aunque felizmente no sangrienta, se trasladó a los cines de Zaragoza. Estrategas principales de aquél frente fueron Manuel Reverter, dueño del Ena Victoria, y Enrique Farrús, propietario del Cinematógrafo Farrussini. Ubicado el Farrussini en la calle de San Miguel, había sido inaugurado el 25 de abril de 1908, unos días antes del comienzo de la Exposición Hispano-Francesa, anticipándose a la apertura del que iba a ser el cine elegante por antonomasia de la ciudad, el Ena Victoria, instalado en el jardín del palacio de la condesa de Fuentes, y que fue inaugurado el 6 de mayo.

La campaña de Marruecos, entonces a flor de piel de la sensibilidad patriótica, fue el detonante de la siempre patente rivalidad entre los dos grandes cines zaragozanos.

El 2 de septiembre de 1909 este pique se hizo especialmente notorio al coincidir en una misma página de Heraldo de Aragón las notas, rabiosamente publicitarias, de uno y otro cine a propósito de las películas sobre la campaña marroquí.
Con el título “La guerra de Melilla en Farrussini. ¡Triunfo colosal!”, la publicidad del salón de Enrique Farrús decía:
“La casa Pathé Fréres, la primera en películas, la famosa casa del Gallo, distingue siempre a Farrussini porque es el cine que más dinero gasta y con más rumbo entre todos los de España. La casa Pathé no ha querido que Farrussini se quedara sin la gran película, “La guerra de Melilla” y en automóvil la recibió ayer desde París al mediodía y anoche se estrenó en Farrussini esa película, con los mismos cuadros que se anuncian en otros salones”.
La publicidad de Farrús no se cortaba un pelo:
“Farrussini es el primero, el cine más concurrido, más popular, más democrático (...). En Farrussini hay orquesta, hay varietés, hay cine, todo por 15 céntimos. Es el espectáculo más barato y el más entretenido de Zaragoza. ¡A ver quién da más por el mismo precio! Por eso se llena todas las noches en todas las secciones, por eso es el más favorecido. “La guerra de Melilla” la verá todo Zaragoza en Farrussini “.
El competidor, Reverter, no se andaba a la zaga, y anunciaba su “Gran éxito” con este suelto, en el que hacía hincapié en la marca de la casa, lo selecto de su salón:
“Ayer fue un gran día para el Ena Victoria, el Coso estaba intransitable por la aglomeración de gente que había frente al Cine predilecto del público zaragozano. La primera serie de la campaña de Melilla editada por la casa Pathé gustó al numeroso público que acudió deseoso de ver algo del campo de operaciones donde lucha nuestro valiente ejército, y el entusiasmo llegó a tal punto al ver a nuestros soldados que fueron aplaudidos con delirio. Se esperan de un momento a otro más películas de la campaña de Melilla, editadas por las casas extranjeras, y la segunda serie que la de Pathé publicará en breve. Manolo Reverter está dispuesto a dar a conocer al público zaragozano todo lo que de la campaña de Melilla hagan las casas que hoy impresionan películas en el campo de operaciones. Hoy como jueves de moda el Ena Vitoria estará animadísimo, y en él se congregará lo más bello, selecto y elegante de Zaragoza. El programa será soberbio, cuatro estrenos y la película que tanto éxito ha tenido ayer de la campaña de Melilla. Al Ena acudirá el público a ver las novedades de su programa y a recrear su vista por los campos africanos”.

Mientras esta guerra comercial se producía, el parte oficial de las últimas noticias de la guerra de Marruecos, en la misma página, plasmaba la dramática realidad del conflicto: “En el Peñón y Alhucemas no ha ocurrido novedad aunque el enemigo nos ha hostilizado hoy más que de ordinario. En el zoco del Arbáa el día ha transcurrido tranquilo. (...). El convoy de hoy ha sido tiroteado por los moros, hiriéndonos a dos soldados. Entre la segunda caseta y el segundo blocao nos hirieron también un artillero y un caballo del escuadrón de Alfonso XII.”

Imagen: Ricardo Baños, de la casa Hispano - Films, tomando imágenes de la Campaña de Melilla, 1909.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada